Cicatriza tu tatuaje en 6 pasos:

Lávate las manos

siempre antes de tocar tu tatuaje.

Retira el plástico

con las manos bien limpias.

Lava cuidadosamente el tatuaje.

con agua tibia y jabón neutro de glicerina. Masajea en círculos.

Seca tu tatuaje

con una toalla o papel limpio dando suaves palmaditas. Espera a que la piel pierda toda la humedad.

Hidrata tu tatuaje

con la crema indicada por tu tatuador y cada 2 horas como mínimo.

No cubras tu tatuaje luego de retirar el plástico

para permitirle respirar a tu piel.

Recomendaciones adicionales

Cuida siempre tu tatuaje con protector solar de al menos un SPF50. Además, evita exponerlo por tiempo prolongado al sol, pues podrías generar lesiones en tu piel.

Durante el proceso de cicatrización, no toques tu tatuaje con las manos sucias ni lo expongas a lugares contaminados. 

Te recomiendo llevar una dieta balanceada, libre de alimentos irritantes como el picante, carnes rojas, enlatados y alimentos con mucha grasa. Así evitarás la inflamación del cuerpo y de su órgano más grande: la piel.

No realices ninguna actividad física que te haga transpirar durante el proceso de cicatrización, ya que el sudor expulsa la tinta, con lo que tu tatuaje estaría más expuesto a infectarse.

La apariencia de tu tatuaje va a depender de una buena cicatrización y regeneración de la piel, así que, cuando tu tatuaje cicatrice, continúa hidratándolo y cuidándolo. Mientras mejor se regenere la piel, mejor se verá el arte.

Te aconsejo mantener contacto con tu tatuador durante el proceso de cicatrización para que le realice el seguimiento. Es la persona idónea para asesorarte y responder cualquier duda o inquietud.